¿Cómo controlar el móvil de mi hijo? ¿Debería hacerlo?

como-controlar-telefono-hijo

Existen distintas herramientas que permiten controlar el móvil de un niño o un adolescente en algún grado, pero muchos expertos afirman que su utilización puede ser perjudicial. Esto se debe a que el uso del control parental se asocia con la sobreprotección excesiva de los hijos por parte de los padres y puede deteriorar la relación, entre otros factores.

A continuación describiremos en qué consisten los procedimientos principales que se utilizan para el control paterno del móvil y otros dispositivos, dando algunos ejemplos de aplicaciones para controlar el móvil disponibles en iOS y Android. También expondremos algunos de los argumentos que se han dado en contra del control parental excesivo por parte de investigadores y críticos.

¿En qué consiste el control parental del móvil?

El control parental supone la restricción del contenido que es accesible a niños a través del móvil y de otros aparatos que permiten el uso de Internet. Los padres pueden utilizar herramientas de este tipo con diferentes finalidades, desde bloquear los contenidos sexuales o violentos hasta limitar el tiempo que los hijos tienen disponible para usar el móvil o Internet.

Existen varias formas de controlar el móvil de los hijos. Por ejemplo, los filtros de contenido permiten bloquear el acceso a algunos contenidos (como los que están señalados como poco apropiados para menores de cierta edad) y están disponibles en ordenadores, móviles, tablets y otros dispositivos digitales.

En los últimos años se han popularizado mucho las aplicaciones para móvil que sirven como herramientas de monitorización y de restricción de uso. Las funciones que pueden desempeñar estas apps son variadas y el nivel de control sobre la conducta de los hijos también difiere según la aplicación que se utilice y el modo en que la empleen los padres.

Apps de control parental para móvil

Hay un gran número de aplicaciones que permiten controlar el móvil de un niño o adolescente, tanto desde su dispositivo como desde el propio. Vamos a describir las características principales de algunos ejemplos representativos de aplicaciones muy utilizadas tanto en móviles Android como iOS, aunque como decimos la diversidad de software disponible es muy amplia en ambos casos.

Qustodio Control Parental

Qustodio es una de las herramientas de control paterno más utilizadas. Está disponible para móviles Android e iOS, pero también para Windows y Mac. Existe una versión gratuita y otra de pago que permite acceder a más prestaciones.

Entre las funciones de esta app para controlar el móvil se encuentran la geolocalización de dispositivos, la monitorización de llamadas, mensajes y otras actividades, el bloqueo de algunos tipos de contenidos (incluyendo la pornografía), el control del tiempo de uso del móvil…

Secure Kids

Secure Kids permite de manera remota geolocalizar un dispositivo, programar alarmas como recordatorios, asignar un tiempo máximo de utilización del móvil o bien limitarlo a una franja horaria, impedir el acceso a algunas webs o el uso de aplicaciones específicas, bloquear las llamadas de personas desconocidas…

Esta aplicación está disponible en Android. Hay una versión gratuita y también una de pago, con la que se puede controlar más de un móvil.

Kids Place

Kids Place funciona de un modo diferente a los ejemplos anteriores. Se trata de una app de control parental (disponible en móviles Android) que se emplea principalmente para limitar de forma temporal las funcionalidades de un dispositivo.

Es recomendable para padres que dejan el móvil a veces a sus hijos, sin que estos tengan un teléfono propio. La app permite configurar diferentes filtros, con lo cual se pueden bloquear contenidos distintos para niños y adolescentes de distintas edades.

Screen Time

La aplicación Screen Time se puede utilizar en móviles iOS y Android. Entre sus funciones principales destacan la monitorización del tiempo que pasa un niño o adolescente utilizando el móvil, la limitación de este tiempo y el bloqueo del acceso a aplicaciones escogidas, como pueden ser las correspondientes a redes sociales o a juegos, en ciertos horarios.

¿Debería controlar el móvil de mi hijo?

La literatura académica disponible sobre los efectos del control parental del móvil y otros dispositivos tecnológicos sugiere que probablemente es efectivo para reducir la exposición de los hijos a ciertos contenidos; la pornografía es el que más se ha investigado. Aun así existen dudas razonables sobre si es suficiente para limitar de forma significativa el contacto de un niño o de un adolescente con contenidos que los padres consideran poco deseables para sus hijos.

Por otro lado muchas personas, tanto profesionales de la psicología o de la educación como otras ajenas a estas disciplinas, opinan que controlar el móvil de los hijos no es recomendable. Desde un punto de vista ético también hay mucha resistencia hacia la utilización de procedimientos de control paterno puesto que restringe la libertad del menor.

Entre los argumentos que se oponen al control parental del móvil encontramos el hecho de que puede tener un efecto negativo en el desarrollo de las habilidades de autocontrol de un niño o adolescente, bloqueando la toma de decisiones y limitando el control del comportamiento a la supervisión externa.

Por otro lado, controlar el móvil de tu hijo no es beneficioso para la comunicación y la confianza. Los estilos parentales que se focalizan en el control de los hijos generan con mucha frecuencia rencor y suelen resultar poco agradables en general.

Zaman y Nouwen (2016) afirman que el control paterno a menudo resulta sobreprotector y demasiado controlador, lo cual tiene un efecto negativo en el desarrollo de los niños y los adolescentes. Estas autoras defienden que el apoyo parental y el debate con los hijos sobre los estímulos controvertidos que encuentren en Internet son herramientas más saludables que controlar el móvil o el ordenador. En caso de que se usen instrumentos de control parental, recomiendan que se procure limitar su uso para que no sea excesivamente intrusivo.

Bibliografía

  • Janssens, A.; Goossens, L.; Van den Noortgate, W.; Colpin, H.; Verschueren, K. & Van Leeuwen, K. (2015). Parents’ and adolescents’ perspectives on parenting: Evaluating conceptual structure, measurement invariance, and criterion validity. Assessment, 22(4), 473– 489.
  • Zaman, B. & Nouwen, M. (2016). Parental controls: advice for parents, researches and industry. EU Kids Online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.